Remedios Caseros para la tos seca y la garganta irritada

¿Qué es la tos y qué la produce (síntomas)?

La tos es algo natural que hace nuestro propio cuerpo como defensa a agentes externos a nosotros. Este mecanismo sirve parar liberar las vías respiratorias del cuerpo sacándolos hacia fuera (exterior) gracias al aire que expulsa los pulmones.

El mecanismo es muy sencillo: La glotis se contrae hasta el punto en el que se cierra consiguiendo que los pulmones tengan mucho aire, todo esto hace que se contraiga el diafragma y la glotis se abre para la expulsión del aire para fuera (lo que llamamos la tos).

El cuerpo lo puede hacer de manera voluntaria o involuntaria.

Es importante mantenerse hidratado porque un cuerpo reseco puede empujar a su sistema inmunológico a liberar más histaminas. Estos químicos hinchan su nariz y producen más moco, lo cual puede desencadenar más tos.

Causas de la tos:

Inflamación: se inflaman las vías respiratorias y por lo tanto el paso del aire se ve afectado, en esta ocasión la tos puede llegar a provocar dolor. Pasa por enfermedades como bronquitis o neumonía entre otras.

Tabaquismo: Fumar cualquier tipo de sustancia puede provocar tos, incluso tos crónica. Hablamos de tabaco, porros o fumar en general.

Temperatura cambios: Los cambios de temperatura grandes pueden llegar a provocar tos en el ser humano.

Tipos de tos

Los tipos de tos son dos y dentro de ellos hay más. Está la tos improductiva (no tiene mucosidad) y la productiva (si tiene mucosidad).

Dentro de la tos improductiva existe la tos seca, con irritaciones y picores, desarrollando hasta pudiendo llegar el dolor de garganta.

La tos aguda pertenece más a una tos relacionada con el resfriado. En cuanto a la tos crónica, podríamos decir que existe cuando supera el mes la tos. Otro tipo es la tos ferina, que es muy fuerte y contagiosa sobretodo en bebés.

 

Tratamientos caseros para aliviar la tos:

tratamiento natural tos aguda

Beba mucho líquido. Cuando tiene tos es importante hidratarse para que no se irrite la garganta.

Lo que es más, un cuerpo reseco puede empujar a su sistema inmunológico a liberar más histaminas. Estos químicos hinchan su nariz y producen más moco, lo cual puede desencadenar una tos más más profunda.

Toma un poco de miel. Alivia la picazón en la parte posterior de la garganta. Un estudio encontró que la miel funciona igual de bien que los medicamentos de venta libre para calmar la tos nocturna. Tome una cuchara de sopa según sea necesario, o revuélvala en una agua tibia. No le des miel a bebés menores de un año.

Bebe una bebida caliente. Las investigaciones demuestran que puede aliviar los síntomas del resfriado, incluyendo la tos. Los líquidos son hidratantes y el calor ayuda a reducir la congestión. Prepara un poco de té de manzanilla. El té de jengibre es otra buena opción. Pon el jengibre picado en agua hirviendo durante 5-10 minutos y deséchelo antes de beberlo.

Elimine los productos irritantes de su casa. Algunas personas son sensibles a los perfumes y fragancias de los detergentes y ambientadores. Esto puede irritar los senos paranasales y aumentar la producción de moco, lo que prepara el terreno para la tos.

Si usted tiene alergias, limpiar el moho, el polvo y el polen puede ayudar. Estos alérgenos pueden causar una reacción, incluyendo tos. Es posible que necesite lavar sus sábanas con agua caliente, limpiar sus pisos con una aspiradora con filtro HEPA y fregar las ventanas con una solución de blanqueador.

Esos remedios son los que más me funcionan, pero si quieres más puedes probar a tomar tomillo o incluso hacer gargaras con agua y sal.